Sanz & Abogados

  ¡ QUEREMOS SER TU ABOGADO PARTICULAR !

DESAHUCIOS

Una demanda de desahucio se puede interponer por varias causas, y de ellas se derivan diversos tipos de desahucios como son: 

- Desahucio por falta de pago

   Es el procedimiento judicial que sirve para recuperar la posesión de la vivienda, resolver el contrato de arrendamiento por falta de pago de la renta y reclamar al inquilino las cantidades adeudadas en concepto de rentas, gastos asimilados a la renta (consumos de agua, luz, gas, etc), intereses y costas. 

El procedimiento de desahucio viene regulado en la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil. 

Para poder iniciar el procedimiento de desahucio por falta de pago o "desahucio express", tan solo es necesario que exista una mensualidad vencida e impagada por el inquilino. 

De la misma manera, puede iniciarse aunque se haya satisfecho parcialmente la renta. 

Sin embargo, el inquilino tiene la facultad de, por una sola vez, "enervar" la acción de desahucio, esto es, pagar lo que debe hasta ese momento y continuar en el alquiler, en los mismos términos en los que éste estaba pactado. Sólo podrá hacerlo una sola vez y dentro del plazo de 10 días hábiles desde la notificación de la demanda. 


- Desahucio por expiración de plazo

   Es el procedimiento judicial que sirve para recuperar la posesión de la vivienda y resolver el contrato de arrendamiento una vez que ha expirado el plazo o duración del alquiler, tramitándose por el mismo cauce que el desahucio por falta de pago, o como se conoce coloquialmente, desahucio express. 

El procedimiento de desahucio express, aplicable al desahucio por expiración de plazo, viene regulado en la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil.  

Para poder iniciar el procedimiento de desahucio por expiración de plazo o desahucio express, tan solo es necesario que haya expirado el plazo de duración del alquiler y se le haya notificado correctamente al inquilino la voluntad del arrendador de dar por finalizado el contrato.


- Desahucio por precario

Es el procedimiento judicial que tiene como fin recuperar la posesión de una vivienda o local en su día cedidos de forma gratuita o indebidamente ocupados sin el consentimiento de su titular. 

Es necesario, por lo tanto, acudir al desahucio por precario, en los siguientes supuestos:

  • Cesiones gratuitas a familiares o amistades
  • Inmuebles utilizados en exclusiva por uno de los coherederos. 
  • Inmuebles ocupados sin consentimiento previo. 
  • Viviendas cedidas por padres con ocasión del matrimonio de un hijo/a y tras la separación o divorcio es atribuido su uso a la nuera o yerno. 

Para poder iniciar el procedimiento de desahucio por precario, es necesario que el demandante ostente un título (dueño, usufructuario...) que le permita reclamar la posesión del bien, que el inmueble quede perfectamente identificado y que el ocupante carece de título o el que tiene es insuficiente. 


Trabajamos por tus derechos. Confía en abogados especialistas.

¡LLÁMANOS! AL 965 287 277 O RELLENA EL FORMULARIO DE CONTACTO 

Estudiaremos personalmente tu caso de forma totalmente gratuita, y nuestros abogados especialistas harán un estudio de viabilidad sin compromiso alguno.